Las quemaduras pueden evitarse manteniendo a los niños alejados del fuego, los fogones de la cocina, los líquidos y alimentos calientes y los cables de electricidad expuestos.

Las quemaduras pueden evitarse manteniendo a los niños y niñas alejados del fuego, los fogones de la cocina, los líquidos y alimentos calientes y los cables de electricidad expuestos.

Las quemaduras se cuentan entre las causas más comunes de lesiones graves entre los niños y niñas de corta edad. Las quemaduras a menudo pueden producir cicatrices permanentes, algunas de ellas mortales. En la mayoría de los casos se pueden evitar.

Uno de los tipos de quemaduras más habituales son las ocasionadas por el contacto directo con fuego o llamas o con superficies calientes. Para evitar este tipo de quemaduras:

Otra causa importante de quemaduras son las ocasionadas por líquidos o alimentos calientes. Para evitarlas:

Los niños y niñas pueden sufrir convulsiones o quemaduras graves por contacto con la electricidad. Para evitar las convulsiones o quemaduras:

Si desea orientación sobre primeros auxilios en el caso de quemaduras, consulte esta sección.

The Internet of Good Things